LOS MERCURIANOS

El vértigo superficial

Estos pequeños cascarrabias poseen la particularidad de hacer las cosas rápidamente y bien, a raíz de la permanente angustia melancólica y la aceleración que sufren, además de una energía relativamente alta a pesar de sus profundos y asimismo veloces altibajos.

Estos cuadros son típicos de los extremistas, los snobs, los aventureros y los transgresores. Pero nada de esto demasiado en serio ni durante demasiado tiempo.

Quizás la mejor imagen del mercuriano sea la del colibrí: fugaz destello de luz, aparición fantasmal, zumbido celestial y el vestido de gala siempre listo.

Y la impresión, que sale de no se sabe dónde, de que no es un ser real, sino una burbuja multicolor; demasiado fantasioso para ser cierto, exuberantemente colorido y frágil para la dureza de la vida común y corriente. Esto último no es muy metafórico, porque a pesar de que al mercuriano le fascina vestirse espléndidamente, su gusto por el lucimiento personal a través de sus logros, ideas originales y modo de vida es ampliamente mayor; obviamente, todo esto en el mundo de la moda y/o del jet-set, no en el de la política, religión, ciencia, ni nada demasiado serio; en realidad, el mercuriano es un hijo del vértigo superficial. 

Junto a la velocidad, la característica energética más acusada del mercuriano son sus altibajos, su inestabilidad omnipresente, que se traduce por cambios de humor instantáneos y giros de 180 grados en prácticamente cualquier cosa, y en cualquier momento.

Directamente impredecibles, siempre sorprenderán con agitados y novedosos sucesos interiores y exteriores, pero nada muy profundo de verdad. Esta es precisamente otra de sus llamativas características: la superficialidad y la frivolidad con pátina de cosa profunda

Todo esto parece surgir de una conciencia permanente y recóndita del irremediable transcurrir del tiempo, que es algo que le desespera, puesto que para el mercuriano la vida es hasta la juventud y apenas un poco más,  cayendo el resto en la categoría de lo trágico.

Su extraordinario y despiadado poder de análisis junto con la permanente inquietud e insatisfacción que irradian todo el tiempo, los convierte en uno de los personajes de más difícil convivencia. Son los perfectos burros detrás de la zanahoria, pero burros  inteligentes y dinámicos. El hecho de que se diga de ellos que son inteligentes puede descolocar un poco, pero bueno, es así; son dúctiles mentalmente, aunque ellos prefieran quedarse a vivir en una zona poco recomendable del cerebro. Otros dirán que es precisamente esta decisión la que no permite que ellos sean considerados realmente inteligentes sino meramente hábiles, algo en verdad muy distinto.

A todo esto, es imprescindible mencionar un carácter destacado de su psicología:  la carencia de modestia, una palabra que suelen confundir con "modista".

Muchas veces logran sus grandes propósitos, pero su estabilidad en el éxito es tan breve como en el fracaso: siempre hay un inmediato después para el acelerado mercuriano, quien cree que la frase dolce far niente es sumamente apta para los mediocres, esto es, todos menos él.  En efecto, nunca hay que estar sin hacer nada: ¡hay que divertirse, amargos!  

¿Llegaste hasta aquí directamente?
Estas páginas describen los 11 temperamentos astrológicos según la Astrología Cosmoenergética, y forman parte del Test de Temperamento Cósmico
Puedes realizarlo y conocer tus astros regentes, colores favorables, los tipos de personalidad con los que eres compatible en la pareja y detalles sobre tu energía vital.
Es gratuito y completarlo tarda entre 10 a 15 minutos.
Si quieres saber más, te aconsejamos leer esta introducción.

Otros temperamentos:
Solar - Venusiano - Lunar - Marciano - Jupiteriano - Saturniano - Uraniano - Neptuniano - Plutoniano - Galáctico

Galaxio.com


free hit counter