LOS MARCIANOS 

La casta de los guerreros

El polo opuesto de los lunares son los marcianos: aquí hallamos a los fuertes, dinámicos, emprendedores y piramidales hijos del planeta del dios de la guerra. Tal como los antiguos astrólogos habían observado, los investigadores confirmaron que las personas con características marciales nacían en una gran proporción bajo este planeta; sus cuerpos desarrollan tempranamente formas musculosas, buenos brazos y hombros, colas redondeadas, pantorrillas de montañés, y son destacados atletas, empresarios, jefes, y toda profesión que requiera de gran actividad, velocidad de decisión, constancia, energía concentrada y concreción. Fácilmente reconocible en un grupo por su alboroto y/o por su hiperkinesia, con ellos se llega a la situación paradojal de que es imposible vivir con ellos y sin ellos.

No tienen la menor idea de lo que es una relación entre iguales: sólo reconocen superiores o inferiores, y todo marciano que se precie gastará los primeros segundos después de una presentación en tratar de ubicar claramente en cuál de esas dos posiciones está el recién conocido. Es muy obediente y respetuoso del que acepta como superior, y reclama lo mismo de sus inferiores.  No hay que engañarse cuando uno ve un montón de marcianos tratándose alegremente como amigables camaradas: aunque invisibles, las jerarquías verticales estarán allí, omnipresentes y omnipotentes... si no fuera así no existiría este temperamento cosmogenético.

Reponen  rápidamente sus energías a través de un profundo y largo sueño, y en sus sueños, como al despertar, todo lo ven como si fuera una batalla: buenos y malos, metas a conquistar, la Gloria o el fracaso, los ojos de la Historia, etc.  Tienden excesivamente al maniqueísmo. 

Son típicas de este temperamento las fantasías agresivas, muy agresivas.

Aman la preparación física, las empresas arriesgadas, la adrenalina quemando a las neuronas y los desafíos.

Son muy previsores y no entenderán jamás a los artistas, esos verdaderos locos afeminados con los que se hallan en eterno conflicto. Entre estos dos temperamentos existe algo así como la relación famas-cronopios.  Acerca de las habilidades artísticas de los marcianos, baste recordar los jardines de los cuarteles... o algún poema escrito por un futbolista o boxeador.

Marte es el dios de la vitalidad y la actividad concreta; son envidiables por esto, aunque siempre estos cuadros energéticos conlleven algo de densidad, de pérdida del sentido de lo sutil y la fluidez en donde la Creación es posible.  Como resultado, un marciano con frecuencia es más destructor que creador, y concibe toda construcción de algo nuevo con un imprescindible primer paso de demolición total de lo viejo... y goza mucho con ello.

Todas sus frases predilectas se parecen más o menos a:

No hay felicidad mayor que alcanzar la meta más difícil a través de un gran sacrificio, ni gloria más alta que morir en el intento.

¿Llegaste hasta aquí directamente?
Estas páginas describen los 11 temperamentos astrológicos según la Astrología Cosmoenergética, y forman parte del Test de Temperamento Cósmico
Puedes realizarlo y conocer tus astros regentes, colores favorables, los tipos de personalidad con los que eres compatible en la pareja y detalles sobre tu energía vital.
Es gratuito y completarlo tarda entre 10 a 15 minutos.
Si quieres saber más, te aconsejamos leer esta introducción.

Otros temperamentos:
Solar - Mercuriano - Venusiano - Lunar - Jupiteriano - Saturniano - Uraniano - Neptuniano - Plutoniano - Galáctico

Galaxio.com