Portal 
 Galaxio Ezine 
 Informes 

 Krishnamurti 
 Buddha
 Meditación Global

 Astrología
 Uranianos
 Arte Cósmico 
 I Ching Caminantes 

  Páginas amigas
 Con la Naturaleza
 Inteligencia Emocional
 Nueva Visión

Deja aquí tu mensaje
Leer Mensajes




Google
Web Galaxio.com


   Arte Cósmico y Talismánico - Introducción

El Arte en la prehistoria y antiguedad
Hasta donde sabemos, los hombres de las cavernas no distinguían el Arte de lo mágico, tal como puede observarse hasta el día de hoy en las culturas primitivas sobrevivientes.
Ni la música, ni la danza ni la plástica estaban separados de un sentido metafísico. Esta división es reciente, si bien hay obras con un propósito meramente estético durante toda la historia conocida, el gran Arte comenzó a separarse claramente del sentido religioso-mágico recién en los últimos 2000 años tanto en Oriente como en Occidente, con un gran impulso en el Renacimiento y otro desde el siglo XIX.
Hasta entonces, la prevalencia de lo metafísico como espíritu engendrador de las obras de arte era casi absoluto en todos los continentes, en todas las culturas. El Arte original, de naturaleza mágica, tenía la característica de estar integrada íntimamente a la Naturaleza.

El Arte en la actualidad
Nosotros consideramos que el Arte actual, sobre todo la plástica y la música pero sin olvidar la literatura (considerada como arte de las palabras) se hallan en el callejón sin salida de la superficialidad, surgida de su propia naturaleza egocéntrica.
Todo lo que hacen las obras actuales es exaltar los estados interiores o las ideas de cierto individuo en particular; la autoexpresión es la corriente predominante de estos tiempos.
Pero expresión de quién?
La enorme mayoría de los artistas de los últimos 50 años han sido personas sumamente confundidas, ambiciosas, deterioradas por el alcohol y las drogas, egocéntricas y materialistas, y han expandido esos lamentables estados energéticos hacia la multitud global a través de los poderosos medios de comunicación, sobre todo la música.
Actualmente, en la plástica es imposible encontrar otra cosa que un despliegue de asombrosa técnica sin verdadera creatividad, espíritu, ni grandeza.
El arte actual puede ser definido rápidamente como el opuesto absoluto al Arte de los orígenes: es la intensiva expresión de estados interiores desequilibrados a través de poderosos medios técnicos y de comunicación, y obviamente, muy alejado de todo lo relacionado con la Naturaleza.

El Arte Cósmico
Nuestra propuesta es extremadamente simple, y se trata de rescatar lo mejor de ambos mundos: el espíritu creador de los antiguos y la técnica actual.
No podemos separar la Creación de la Naturaleza. Son la misma cosa. Por lo tanto, en este regreso al espíritu del arte original, la Naturaleza es central.
El artista recobra su olvidado papel de shamán, aquel que conecta a la tribu con los Espíritus de la Naturaleza. Funciona como una cámara fotográfica, a través de la cual pasan sin distorsión las energías del Cielo y la Tierra, y se condensan en una obra.
Entonces, estas obras artísticas recobran la dignidad de objetos transmisores de energías sutiles, cósmicas.
Ambas palabras: "Arte" y "Cosmos" tienen un significado esencial similar, ya que ambas aluden a la destreza y el orden de la Naturaleza como origen, medio y destino de toda actividad artística.

El Arte Talismánico
Puede preguntarse cuál es la diferencia entre una obra de arte "cósmica" de otra "talismánica" y la de estas dos con cualquier otra obra de arte común.
Para ser breves, diremos que una obra de arte "Cósmica" es aquella surgida de un estado meditativo de la mente. Son las obras trascendentales, como por ejemplo, el Mahesh Murti de Elephanta, que es - a nuestro juicio - la más sublime obra de arte del mundo salvo los discursos del Buddha y los escritos de Krishnamurti; estas cosas son sagradas.
Un escrito puede, asimismo, ser una obra de arte cósmica; personalmente considero a todo lo que Krishnamurti dijo y escribió como lo máximo en este género, sobre todo sus 3 Diarios. Sus poemas de juventud y otras obras suyas caen en esta misma categoría.
Una obra talismánica, en cambio, es un objeto realizado para expresar ciertas energías cósmicas. A diferencia de una obra cósmica, que surge sin propósito desde el vacío, una obra talismánica puede surgir del pensamiento, tal como cualquier otro objeto técnico. Pero, ¿pueden las obras talismánicas ser consideradas como objetos técnicos? La respuesta es sí, aunque no se traten de objetos meramente materiales.
Supongamos que alguien desea tener un objeto que irradie mucha energía y dinamismo en su casa, porque él mismo sufre de apatía o de falta de vitalidad.
Entonces puede realizarse para él una "obra marciana", respetando las características de Marte (sus colores, temática, etc.), en momentos de predominancia astrológica de ese planeta. Marte es el planeta que está relacionado estadísticamente con el nacimiento de personas enérgicas y también es débil en aquellos que sufren depresión.
A la vez, el artista mismo debe irradiar esa clase de energía, y en lo posible, también el ambiente que le rodea mientras crea la obra. Es decir, el artista debe reunir en el objeto las energías del Cielo, la Tierra y de sí mismo.
Esta es la esencia del Arte Talismánico

Como se ve, la diferencia entre el arte común, el talismánico y el cósmico es substancial.
Mientras las obras de arte "cósmicas" producen en el ser humano el mismo impacto que cualquier gran espectáculo natural, como las montañas, el mar o las estrellas, las obras de arte "talismánicas" producirán en él un efecto marcadamente menor y más específico, mientras que las obras de arte surrealistas, expresionistas y otras corrientes autoexpresivas, hacen énfasis en la personalidad del autor, disimulada o descaradamente.

En general nosotros clasificamos a las obras talismánicas en base al planeta planificadamente dominante durante su creación y ejecución ("obras saturnianas", "objetos plutonianos", etc.)
A diferencia de esto, cuando una obra es referida como "cósmica", debe entenderse que fue súbitamente inspirada desde un estado de meditación.

Galaxio
Buenos Aires, 2001 03 21 1730

Home Arte - Galería - Experimento de Arte Talismánico con Niños


Copyright©2000 Marcial G. Camperi             
Arriba