LOS ABISMOS

Camino del Dragón por los Abismos

     
 
     
 
     
     

El Dragón en los Abismos de las Penumbras

La confusión exterior se refleja en la propia, potenciándolo. Es como un sonámbulo en la niebla fantasmal, dando tumbos en las profundidades, creyendo que está acompañado cuando en realidad está solo. Lo real se mezcla con lo irreal en la mente y el propio corazón. Cuando el Caminante es arrastrado por la energía del caos, puede contagiar ese estado a la Tierra, pero sólo por un instante.
Este no es un estado durable, si bien para aquel que se halla presa de las alucinaciones el tiempo también pierde sentido. Bajo estas circunstancias, la imposibilidad de actuar, representada por los Abismos, es una protección para el Caminante.

Claves: Debe preguntarse si se está claro internamente, si es el tiempo justo para actuar y si los obstáculos exteriores en realidad no lo están protegiendo a uno de las consecuencias de las propias vacilaciones.

Versión Lunar de este hexagrama (sobre el Amor)

Galaxio.com Glosario del I Ching Hexagramas
Recomendar este I Ching a un amigo