La Naturaleza es Sagrada

Galaxio's Blog



Galaxio's Blog ya no se publica en este sitio, ahora continúa en: http://galaxio.blogspot.com


Blog 11

Blog actual

Archivos 2005
12 - Ene-Jun

Archivos 2004
10 - Sep-Dic
9 - Abr-Ago
8 - Ene-Mar

Archivos 2003
7 - Nov-Dic
6 - Sep-Oct
5 - Jul-Ago
4 - Junio
3 - Mayo
2 - Abril
1 - Marzo


Código
de colores
Percepciones
Pensamientos
Expresiones
Emociones
Sentimientos
Acciones
Explosiones
Mixturas


Email
Galaxio.com



Google
Web Galaxio.com


RANKING
Lo más leído de Galaxio's Blog durante los últimos meses:

Blog 12

Discusión en el Grupo "La Cecilia" sobre las enseñanzas de Krishnamurti (PDF)

Blog 11

El verdadero problema de Sai Baba (humor)

Blog 6

Blog 7




Galaxio's Blog ya no se publica en este sitio, ahora continúa en: http://galaxio.blogspot.com

La Plata , domingo 26 de Junio, 2005, 13:00 hs.

LOS HONGOS Y LA EXPANSION DE LA CLARIDAD

Debajo de dos grandes árboles donde solemos meditar, en medio del jardín, crecieron hongos Psilocybe.
Estos pequeños seres son de lo más extraordinario de la Naturaleza. Pensar que en ellos evolucionó una substancia química que causaría el efecto de unir la mente del ser humano a la Mente Cósmica es algo que deja atónito.
Su extraordinario efecto es del todo parecido a una meditación: vacía la mente de pensamientos y la percepción se vuelve entonces dominante, así que uno puede sentir ese substrato de afecto sobre el cual reposa toda la Naturaleza.

Los hongos no son para ser usados en fiestas o curaciones. No son un pasatiempo.
Su verdadero papel es religioso. Produce un estado al cual uno puede llegar a través del yoga y la meditación, y así era usado en la India antigua.

Hablábamos de cuán diferente es este estado del producido por otras substancias químicas, como el alcohol. En estas clases de drogas los efectos se sienten como ajenos a uno mismo. Uno se siente "bajo los efectos" de tal o cual droga. Pero con los hongos es diferente; uno siente que ES UNO. Más que nunca. Y eso pasa porque lo que hace el hongo es revelar partes nuestras más profundas, esenciales. Uno no siente que el efecto del hongo sea ajeno a su propio ser. Más bien, es como una revelación no sólo del propio ser, sino de la Naturaleza entera. Una revelación de la parte nuestra que es una con la Naturaleza.

Es muy difícil creer que los hongos y la mente humana hayan evolucionado casualmente hasta este punto de encuentro donde la magia se desata. Indudablemente (al menos para quienes han experimentado con ellos) hubo "algo más" que una sucesión de casualidades evolutivas.
Los hongos son parte de los medios naturales para el despertar de la percepción. Son como "instructores" de la Naturaleza.

También hablábamos acerca de que, cuando uno establece la claridad dentro de sí, naturalmente tiende a llevar esa claridad a otros. Hablar a otros desde la claridad - el vacío - es una de las mayores experiencias humanas, y es la esencia del espíritu de los Avataras.
Parte de esa claridad es saber a quién se debe hablar y a quién no.

Los hongos y las palabras que vienen del vacío expanden la luz en las personas que están preparadas para recibirlos.
Los hongos son como pequeños Avataras.
Y nosotros también, cuando comprendemos algo a profundidad y llevamos esa comprensión a los demás. 


LA PRESENCIA DE LA MUERTE

El viernes 24 de junio fui a hacer unas compras en Palermo Viejo, Buenos Aires.
Apenas salí a la calle sentí como si todo estuviera limpio, puro. Tuve esa sensación por varios minutos, y considerando que yo no había hecho yoga ni meditado, era algo sorprendente.
A la vez, no había "algo" en el aire. Simplemente, había paz, quietud.
Cuando terminé las compras y volví a la calle, comencé a preguntarme qué era aquello.
Me parecía vagamente familiar, pero no ubicaba dónde ni cuándo lo había sentido antes.
Esperando el colectivo, profundicé la indagación y repentinamente me di cuenta de que esa quietud, esa inmovilidad, pureza y misterio en el aire era la Muerte.
Lo había sentido antes cuando murieron, por ejemplo, Armando y Elvira.
Entonces pensé que había muerto un pariente político que hasta hace poco estaba agonizando en un hospital, y pensé en llamar a su hija.
Por suerte no lo hice. Cuando llegué a casa, me contaron que había muerto Francisco "Pilín" Bagna, el intendente de San Marcos Sierras.
En el momento de recibir la noticia - quizás debido a la sorpresa - no me di cuenta de la relación entre la experiencia de la calle y este suceso. Sólo al día siguiente relacioné ambas cosas.
Además, yo no tenía ninguna afinidad con esa persona. Unos días antes había muerto Inés, una amiga también de San Marcos, con quien sí tenía alguna relación, y sin embargo, al morir ella yo no había sentido nada, así que... ¿por qué habría de sentir la muerte de esta persona ajena a mí?
Es importante aclarar que yo no sentí su presencia, sino de la misma Muerte. Quizás sucedió que sentí el shock de la Muerte en la mente de San Marcos, porque de una u otra manera, sigo perteneciendo a esa mente grupal.
Y es que la forma de morir de este señor fue inusual.
El era una persona de mucha energía, con dotes de líder natural y eficiente en sus tareas, pero con poca sensibilidad hacia la Naturaleza. Era, por ejemplo, presidente de la Asociación Gaucha, y solía patrocinar esa bestialidad conocida como "Doma de Potros", en la que la multitud goza con la desesperación de caballos y terneros. Y ni hablemos de otras actividades afines a la cultura gaucha, como los asados, etc.
Y sucedió que una potra le pateó en el pecho, incrustándole costillas rotas en su corazón.
Por supuesto, muchos lo verán como un mero accidente, pero para otros es muy, muy significativo...
Es realmente difícil no ver en las patas de esa potra el largo dedo de la Naturaleza, buscando un corazón que nunca la escuchó.


La Plata , lunes 6 de Junio, 2005, 15:38 hs.

LAS PIRAMIDES ILUSORIAS Y LA PIRAMIDE VERDADERA

C. volvió de Buenos Aires internamente sacudida; había sido un fin de semana de shocks.
Ella proviene por parte de madre de la clase alta argentina, y se había encontrado con que su propia familia tenía una actitud francamente hostil hacia sus elecciones de vida.
No soportaban que fuera artesana, que estudiara para artista plástica y que para colmo saliera con alguien mayor que ella, y se lo hicieron sentir.
Una de sus mejores amigas, de ascendencia judía tal como su padre, también le hizo lo mismo, así que estaba finalmente agotada y lastimada por todos lados.
C. es una uraniana que desde muy pequeña percibió la fea atmósfera que rodea a la clase alta, y el sin sentido de la sociedad en general, pero tardó bastante en concientizar las experiencias de las dimensiones atemporales. Por tal razón, cuando la conocí estaba realmente al borde de un abismo, pero entonces el Viento intervino y ahora ella es feliz con su vida de silencios, claridades y misterios.

Pero enfrentarse a las pirámides imaginarias es todo un tema. Yo llamo "pirámides" a las estructuras sociales en las que están sumergidas las personas. Hay millones de ellas, y supongo que en la base misma reside el condicionamiento biológico del macho y la hembra, es decir, una hembra se siente más atraída por los machos que están más cerca de la punta de una pirámide, y por tal razón, los hombres viven creándolas y situándose ellos mismos cerca de sus puntas.
Hay pirámides de poder, de belleza e inteligencia.
Por ejemplo, las pirámides  europeas que evolucionan hacia el poder culminan en la nobleza. A su vez, la nobleza tiene su propia pirámide, en cuya punta está el rey o reina. Pero éstos también tienen su pirámide, siendo probablemente la punta el rey/reina de Inglaterra, la más poderosa de todas.
Los individuos que están evolucionando hacia la inteligencia se juntan en las universidades, donde existen pirámides de prestigio basados en la capacidad de memoria y de lógica. Los militares y atletas, a su vez, montan sus pirámides sociales basándose en sus virtudes físicas y agresividad.
Y los artistas construyen sus deliradas pirámides sobre criterios de belleza, y así.
Los machos que están fuera de estas pirámides buscan crear sus propios espacios nuevos, donde ellos se sitúan en la punta. Así, hay diferentes pirámides artísticas, militares, comerciales, deportivas, religiosas, etc. etc. etc. Simplemente, las pirámides son funcionales al sex-appeal, a la organización tribal, y a la vez son un indicativo evidente de cuál vertiente genética se está desarrollando allí (belleza, poder o inteligencia).
Como no hay suficiente lugar en las puntas para todos los machos, éstos viven creando nuevas pirámides (o grupos, o "tribus") todo el tiempo, estableciendo sus propias reglas, ropajes, costumbres, jerarquías y privilegios, y todas ellas son delirantes a pleno.
Incluso las pirámides exitosas, las que se imponen a las demás, tales como las pirámides del poder y la belleza, son absolutamente delirantes.

C. se cuestionaba sobre la realidad de la pirámide en la que había nacido pero que ahora no la aceptaba. Sentía dolor al ser desplazada de la estructura predominante en el país, pero a su vez, no soporta a los individuos que la conforman.
Se sorprendía y mortificaba de lo fácil que es para los miembros de la clase alta lograr trabajos bien remunerados o contactos importantes, pero a la vez no estaba dispuesta a sacrificar su calidad de vida por esas cosas, siendo que parte de esa calidad de vida consiste precisamente en no tener mucho roce con la desagradable clase alta. Todos los ricos y poderosos del mundo se parecen en eso: son insoportablemente desagradables para los Hijos de la Naturaleza.
Ahora bien, ¿de dónde surge esta sensación de desagrado hacia la gente poderosa y rica entre las personas sensibles?
Krishnamurti dijo una vez que...

A virtuous man is a righteous man, and a righteous man can never understand what is truth; because virtue to him is the covering of the self, the strengthening of the self; because he is pursuing virtue. When he says ‘I must be without greed’, the state in which he is non-greedy and which he experiences, strengthens the self. That is why it is so important to be poor, not only in the things of the world, but also in belief and in knowledge. A rich man with worldly riches, or a man rich in knowledge and belief, will never know anything but darkness, and will be the centre of all mischief and misery.

Un hombre virtuoso es un hombre correcto, y un hombre correcto nunca comprenderá lo que es la verdad; a causa de que la virtud es para él un escudo del ser, el fortalecimiento del ser; porque él está persiguiendo la virtud. Cuando él dice que "yo no debo ser avaricioso", el estado sin avaricia que él experimenta fortalece el ser. Es por esto que es tan importante ser pobre, no solamente en las cosas del mundo, sino también en creencias y conocimientos. Un hombre rico en bienes mundanos, o un hombre rico en conocimientos y creencias, nunca conocerá otra cosa que la oscuridad, y será el centro de todo perjuicio y miseria.

N del T: aquí K usa la palabra "correcto" en el sentido de "correcto según las normas sociales", algo muy diferente de lo realmente correcto. De hecho, él consideraba ambas cosas como incompatibles.

Así que éste puede ser el origen del rechazo que toda persona sensible siente en forma innata hacia las puntas de las pirámides mundanas. Todas ellas se basan en la persecusión del poder bajo alguna de sus formas, están inmersos en la ilusión y causan dolor a todo lo que les rodea, incluyendo sus propios hijos.

Ahora bien, ¿existe alguna pirámide verdadera?
La verdad es que SI existe, y es la pirámide en cuya base está la Naturaleza y en cuya cúspide están los Grandes Seres. Todo lo demás es ilusorio y sólo produce dolor, como se ha demostrado a lo largo de la historia.
Le decía a C. que ella aún estaba muy condicionada inconcientemente por su propia pirámide nativa; de alguna manera (principalmente mediante los logros económicos) ellos aún le hacían sentir que esa estructura es la verdadera, y que C. estaba equivocada al abandonarla, y que debía ser castigada por eso. El descondicionamiento del cerebro es algo que necesita tiempo. Cada mutación de las células ocurre sin tiempo, pero el cerebro tiene millones y millones de neuronas que deben cambiar sus conexiones equivocadas. Por esto es que el cambio que propone K es, a la vez, atemporal y temporal.
Es atemporal en el instante mismo de la comprensión, pero temporal en cuanto a la extensión de esa comprensión en la estructura psíquica.
Así que le terminé diciendo a C. que debería acostumbrar a su cerebro a la idea de que, en realidad, sus parientes son los que deberían estar sumamente felices de que ella sea diferente, y además, de que esté cerca de ellos. Esto no es una declaración vanidosa, sino una realidad contundente.
Cuando uno ha tomado contacto con algo sagrado, todas las personas que se hallan cerca tienen a su vez una gran oportunidad, y en verdad, no hay nada más deseable en este mundo.
Paradojalmente, si sus parientes vieran esto, serían tan mutantes como C. y entonces no la harían sufrir. Pero el caso es que no lo son, y por lo tanto, están condenados a sufrir y hacer sufrir.

Los confusos habitantes de las miles de pirámides sociales, sin experiencia de lo sagrado, acosan a los Hijos de la Naturaleza tratando de afirmar su propia realidad, pero lo cierto es que solamente aquellos que han entrado en el corazón del silencio pertenecen a la pirámide verdadera, la única que puede salvar al mundo de la destrucción originada por todas las demás pirámides delirantes.

La Plata , domingo 22 de Mayo, 2005, 22:52 hs.

Una experiencia compartida desde Madrid

El siguiente escrito tiene una secreta belleza.
María Eugenia Nieto es una muy querida amiga, y ha sido una de las principales referentes del Rebirthing en Europa, pero por sobre todas las cosas es una buscadora intensa e invariable de la verdad.
Espero que el siguiente escrito les haga tan bien como me hizo a mí.

Meditación

Hace dos o tres meses empecé a meditar con La Onda. La primera vez conecté con el espíritu de los animales, aunque no estaba en el recorrido que sugería la meditación. Me sorprendió pues no estoy especialmente conectada a ellos, más bien lo contrario. Se me aparecieron una comadreja, un pez, una ardilla, una libélula y una pantera a la que acaricié su cara con la mía.

Viví momentos preciosos, bellos silencios. Días en los que me hacía mucho daño conectar con la energía del mundo porque sentía mucho dolor (especialmente cuando aquí en Madrid se cumplía un año del atentado terrorista del 11M, había dolor en el aire). Viví lágrimas, gratitudes, amor por mi familia, por mi gente, por la gente. Nada. También viví nada. Días en los que mis problemas terrenales se me presentaban continuamente. Días en los que me sentía muy débil y tenía que tumbarme porque mi cuerpo parecía no sostenerme. Días en los que sentía que era un puntito que pulsaba. De todo.

Gracias a Marcial que me inspiró a hacer esta meditación.
Él me pidió que compartiera algo de mis experiencias y una de las tantas fue el 9 de mayo. Marcial me había enviado “el diario de Krishnamurti”. El 8 de mayo sólo leí un párrafo antes de irme a dormir porque estaba muy cansada. Decía así: “Al anochecer estaba ahí: súbitamente estuvo ahí llenando la sala. Un gran sentido de belleza, poder y dulzura. Otros lo advirtieron”.
Me desperté sobre las 7.30 de la mañana (varias veces me sucede esto, inaudito en mi ya que soy una gran dormilona mañanera y enseguida lo relaciono con que a las 8 es la próxima meditación). Y ahí estaba, no sé si podré explicarlo, pero intentaré. Había una energía preciosa en la habitación. Entraba luz dorada por la habitación, esta luz entra frecuentemente a esta hora, lo distinto esta vez era la energía que había. Pensé que estaba soñando (mi mente se quería meter a comprender qué era eso), pero tenía los ojos abiertos, vi el reloj, la ventana, estaba totalmente consciente. Más allá de lo que vi, fue lo que sentí. Una energía en la que me hubiera gustado vivir eternamente. Era tan acogedora, dulce, completa que lo único que quería era sentirla. También yo “sabía” que la venía disfrutando desde las cuatro y media de la mañana y que esto mismo había ocurrido tres o cuatro días antes. No sé por qué estaba completamente segura de eso, aunque después al recobrar mi conciencia ordinaria, no tenía un registro consciente de haber vivido lo mismo unos días antes. Sólo estar ahí era una bendición.

Todo lo que escribí no suena a nada, ninguna expresión se le acerca, aún días después puedo recordar esa energía, que no sentirla.

Marcial, ahí va algo de experiencia y es que sólo siento que puedo experimentar y que las palabras no me alcanzan.

 

Buenos Aires , sábado 7 de Mayo, 2005 16:48 hs.

Córdoba sutil III

Un relato fresco. Sabrina, una alegre cordobesita que parece sufrir de juventud eterna, me envió un relato espontáno y lleno de gracia de otra experiencia que tuvo con La Onda. Con ella compartimos anteriormente una experiencia con la Meditación Global relatada en este blog, y cuando me contó vía chat sobre este nuevo evento, se me ocurrió que debería comenzar a pedir a todos los amigos que me cuentan estas cosas en forma privada, que las compartan con el resto de los visitantes de Galaxio.com.
A fin de cuentas, compartir esto es algo que le hace muy bien tanto al que escribe como al que lee, y así todos podemos tener diferentes versiones de esta clase de experiencia, la única que puede cambiar la energía planetaria. Así que Sabrina hizo su mejor esfuerzo y me envió este relato, que, con pocas modificaciones, les presento.
((( Los comentarios en azul son míos ))) así como las negritas del final, porque me parece un comentario muy útil para los meditadores.

Lunes 2 de mayo, 9:00 p.m., en algún lugar de barrio Alta Córdoba de la ciudad de Córdoba. Me dispongo a meditar, tomo mi sillón con rueditas, me siento derecha, relajada, trato de descansar mis ojos, como me enseño mi amigo Marcial, pues si los ojos no descansan, no logras una verdadera relajación. Estoy ubicada en la habitación elegida para mis futuras meditaciones. Esta vez abro la ventana, para que el aire entre y me refresque la cara, veo mis nuevos árboles en el patio (ya que hace poco me mude a esta casa), antes había apagado las luces de toda la casa, cerrado ventanas que dan a la calle, la zona es bastante transitada.
Bueno estaba sentada en mi silloncito, relajada, con las estudiadas instrucciones para principiantes en mi cabeza, siguiendo los pasos y tiempos mentalmente. No pregunten cómo pero mi meditación duró 19 min. (( la meditación según el PPS que ella memorizó dura 20' ))
Bueno, ahí estaba yo, con los ojos cerrados, tratando de sentir y no visualizar, cosa que se me hace bastante difícil les diré, pero bueno parece que logré el objetivo; la cabeza no te para nunca, los pensamientos mezclados se suceden unos tras otros, cuando siento y veo la sensación de mí en la naturaleza, dentro del mar (lo que sentí cuando tuve la suerte de entrar en el mar Mediterráneo!!) la playa, mis queridas sierras cordobesas (¡como disfruto cuando estoy en ellas, me siento una cabrita!) No conozco la nieve por lo tanto trato de sentir como me la imagino; algo que te quema pero te hiela a la vez y así por todos lo lugares de la naturaleza que he vivido!!! Me voy........, lo mismo que cuando siento la energía de las otras personas meditando, primero no logro evitar ver por unos segundos millones de personas sentaditas, en sillas como las de tu casa Marcial ! ((( donde ella tuvo su primera experiencia )))
jajaja, por todos lados, ciudades, montañas, playas, sierras, pegaditos a mi lado, en interminables filas, pero luego los SIENTO, y viene la sensación de elevación, luego tratar de percibir lo que siento… Mmmmmmmmmm en los tres lugares: estómago, pecho, cuello. ..
Cuando viene la última parte de la meditación, al unir todas las sensaciones de todas las cosas, externas, internas, meditadores, etc. ahí me pasa algo parecido a los meditadores, los pensamientos siguen en mi cabeza, hasta que pierdo la conciencia de ellos, llego casi a la instancia que me duermo, hay algunos cabeceos!!!
Y cuando pensé que ya había transcurrido el tiempo de la parte final al abrir los ojos y tomar conciencia , zaz !! estaba en un cono de SILENCIO, mucho más liviana y despojada. A estos hechos le faltan varios pasos de la meditación que no he redactado ya que su recuerdo, no me es tan significativo.
Bueno eso es todo, querido amigo Marcial, haga con este cuentito lo que ud. crea pertinente, tiene permiso para ello, arréglelo como quiera, censure lo que quiera, en conclusión HAGA LO QUE QUIERA, jajaja.
Besossssssssss Sr Galaxio.
Ahhhhhhhh me olvidé de mencionar, que esto me pasó una vez anteriormente, cuando medité con mi gurú de cabecera ((( ejem... yo... ))), y el otro par de veces que lo intenté, no resultó (si vas a meditar, tenés que estar 100% predispuesto y en un lugar tranquilo, sin molestias y sin que te molesten, sino no resulta, por lo menos para mí)

Córdoba, lunes 25 de abril, 2005 18:43 hs.

Córdoba sutil II

Pasé una sola noche en la reserva del Salto, la noche del 23 al 24 de abril. Fui a dormir al techo, y desde allí se podía ver a la luna acercándose a su eclipse en Wesak, mientras desde el Suroeste se anunciaba una tormenta que iba oscureciendo las brillantes estrellas.
Esa tormenta de viento, agua y relámpagos marcó el fin definitivo de la temporada de calor, y el invierno se adueñó del país.
Al día siguiente tuve una meditación breve bajo el aguaribay, y tuve una experiencia de orden y delicadeza. La apreciación y la necesidad del orden y la belleza hasta en la más mínima cosa.
El verdadero orden no es estricto, tajante y duro. Es bello, fluido y delicado.


Tuvimos una larga charla con Eduardo Marcuzzi
, quien recientemente publicó un ebook online en Galaxio.com  (El Universo Animado).
El tema de conversación no podía ser otro: el Universo y sus leyes.
Hablando con él, me dí cuenta de que mi teoría de los 4 estados de la energía se podía aplicar perfectamente a las 4 fases de la formación del Universo y con los 4 pasos de la Onda de Meditación Global:


Vacío Caos - Acumulación
Orden - Radiación
Transmutación
Universo Pre Big Bang Big Bang - Era Oscura Estructuras estelares - galácticas, expansión acelerada
Iluminación de los seres
Meditación Global Corte con lo previo - posicionamiento en el presente Conexión con meditadores y la Naturaleza Revisión y armonización del físico, emocional y mental Meditación


Actualmente estoy cavilando en la posibilidad de que el Vacío no sea TAN inerte como se piensa, y que es ahí donde residen las "estructuras" que luego seguirán las energías.
Sería algo así como que el Vacío tiene "un plan" para las estructuras energéticas que luego la poblarán.
Quizás sea éste el secreto de la materia-energía oscura. Si es así, entonces los esotéricos tenían razón; sólo que ellos llamaban "éter" a este campo morfogenético.


La Onda de Meditación Global está tomando fuerza. Mi hijo me contó que la noche del 23 (horas antes de Wesak) se puso a hacer yoga a las 21:30 con un amigo de la infancia, Narén, y ambos tuvieron una experiencia similar al que habíamos tenido con Sabrina hace unos días, en el mismo lugar (un balcón bastante ruidoso desde donde se ven las sierras). Narén se reía mucho al principio, luego fue poniéndose serio, y al terminar, estaba completamente callado, percibiendo el notorio cambio en la cualidad de la atmósfera, y el silencio que contenía a todos los ruidos de la ciudad.
Nunca había hecho algo así, y reflexionó que debería incluir estas cosas en su vida.

Las vueltas de la vida... Gabriel, el padre de Narén, era amigo mío y parte del grupo de Armando en "La Probeta" cuando teníamos 20 y tantos años, así que compartíamos estas experiencias de manera muy, muy parecida.

Hablando sobre esto con Noé Marcial, me recordó sobre una experiencia astral que había tenido años antes. Se despertó en su cama por la noche y vió a un joven con el torso desnudo, que lo miraba lleno de bondad al pie de su cama. La habitación estaba igual, pero con la luz algo diferente de la realidad.
Se "incorporó" aunque no físicamente, y luego despertó.
Hablamos de los ángeles, del Sanat Kumara y los uranianos.
Le dije que creo que todo uraniano tiene "algo que hacer"en el mundo; así como el Vacío tiene un "plan" para la materia, parece ser que aquellas personas conscientes de la dimensión atemporal también "vienen a hacer algo" en algún misterioso Plan.

Córdoba, jueves 16 de abril, 2005 1:49 hs.

Córdoba sutil. Bueno, fin de una larga ausencia de los blogs. Muchas cosas pasaron.
Hoy es un día mágico en la ciudad de Córdoba. La diferencia de onda con Buenos Aires es tremenda. Apenas uno llega a las sierras algo cambia en el aire, se nota en la propia mente, que se vuelve más clara. Las emociones y el cuerpo se vuelven livianos.
Buenos Aires es un abismo astral, violento y tóxico.
Córdoba pertenece más a los Andes que al Río de la Plata, y la pureza de las nieves ya puede sentirse aquí.
Hoy tuve un sueño premonitorio. Soñé que una amiga mía llamada Silvia se acercaba a mí en la calle, en medio de una luminosa mañana, con cara de preocupada, y me decía:
"Tengo un secreto para contarte". Se refería a Cecilia, y me desperté bastante angustiado.
Eran las 8 de la mañana. Traté de comunicarme con Ceci y no pude. A las 11:00 fui a un cyber para escribirle un mail, preguntándole qué le había pasado, pero encontré un mensaje de otra amiga mía también llamada Silvia (ésta es su página) que me decía, simplemente:
"Tengo un chismecito para contarte".
Esto me alarmó mucho más aún, ya que se veía que el sueño era premonitorio. Le escribí el mail a Ceci y estuve llamándola varias veces en el día, y no la pude encontrar (más preocupación).
Cuando finalmente pude hablar con ella a la noche, me dijo jocosamente: "¿No sentiste nada?" porque supone - por experiencias previas - que cualquier cosa importante que le pase, será sentida por mí.
Le conté que lo del sueño, etc. y me contó que a las 11:30 había tenido un accidente con su bicicleta, y tuvo que ir al hospital para una sutura en el mentón.

A la noche, relatando estos incidentes a mi hermana Luz, me comentó algo tremendo:
ella había soñado en diciembre con el número 17.177.
El 17 es un número muy presente en nuestra familia. En el sueño su marido venía con un diario con letras rojas en la mano. El título decía que ese número había salido en un sorteo de fiestas (Año Nuevo, etc.) pero su marido le decía que no lo habían jugado. Pues bien, el 17.177 salió en un sorteo de fiestas en España, en una de las loterías que ella compra habitualmente... y no lo habían jugado.
Se perdió de ganar 330.000 euros...
Evidentemente, no soy el único paranormal de la familia.



Ando haciendo mucho yoga y meditación global. Entonces los sucesos "raros" menudean.
Hoy vino a visitarme Sabrina, una simpatiquisíma amiga cordobesa. Tiene 39 años y la apariencia de 20 y tantos (sin exagerar). Constantemente es motivo de asombro por su aspecto juvenil. Practica yoga desde pequeña, aunque no es vegetariana.
Estábamos hablando, miré el reloj y comenté que faltaban 5 minutos para la meditación global. Me preguntó qué era eso, y le hice un resumen rápido en esos 5 minutos. La idea le encantó, así que a las 21 hs. estábamos sentados meditando en el balcón, donde había mucho ruido que provenía de los autos de las avenidas de abajo. A lo lejos se veían las sierras.
Cuando terminamos de meditar, el aire había cambiado por completo.
Ella dijo que sentía como "un gran cono de silencio" que nos separaba del ruido. O mejor dicho, que el ruido ya no molestaba porque estaba inmerso en ese silencio mayor.
Fue una muy bella experiencia, donde la explicación de lo que era "la Onda" y la práctica se sucedieron unas a otras en cuestión de 20 minutos, y todo culminó mágicamente - como debe ser.

San Marcos Sierra, jueves 6 de enero, 2005 15:18 hs.

Fin de año mortal. Primero fue el tsunami de Indonesia. Luego ocurrió el incendio del boliche de Omar Chabán, a quien conozco desde hace 20 años.
Las 170.000 muertes de Asia y las casi 200 de Buenos Aires estuvieron como tapa de los diarios de todo el mundo. Pero ambos no son la misma muerte.

Cuando la Muerte viene en búsqueda de alguien de la mano de la Naturaleza, es la misma Naturaleza que es Amor e Inteligencia; no hay diferencia entre ellos. Pero cuando la muerte es causada por la mano del pensamiento tiene una cualidad muy diferente, y así fueron estas dos mortandades.
Parece cruel decir que uno no se entristece tanto al ver a los niños arrastrados por las grandes olas, ver a las madres desesperadas en su último aliento, el desastre completo, pero en mi caso es así. No puedo dejar de sentir que, dentro del dolor, “algo está bien” en el tsunami de Asia.
No puedo sentir que ella ha sido injusta y que se ha cargado a miles de inocentes a sus espaldas... sí siento que ese sufrimiento causado a toda la humanidad TIENE UN SENTIDO.
Seguramente que si yo hubiera estado allí estaría ayudando a las víctimas (de haberme salvado) y seguramente estaría más devastado aún si se hubiera llevado a un ser querido mío, pero de ninguna manera, jamás de los jamases, esos sentimientos personales harían desaparecer esta diáfana sensación de que aquello HA SIDO POR ALGO, y que en último término, ESTÁ PERFECTO.
La Naturaleza respeta a sus hijos. Cuando tiene que enseñarles una lección, lo hace perfectamente, sea a través del placer o del sufrimiento. Y si viene a buscarlos es en su tiempo justo, con la mordida exacta, con el dolor preciso... o con el sueño más dulce.
Los hijos de la Naturaleza y aquellos que no la conocen, mueren de distinta manera: no es lo mismo morir en brazos de la Madre que de un desconocido.
Y esa diferencia, señores, ES TODA LA DIFERENCIA DEL MUNDO.

Los karmas grupales e individuales están entretejidos de indescifrable manera.
Indonesia es un país que se ha caracterizado por la gran destrucción de sus selvas. El humo generado por la quemazón de esa maravilla natural fue fotografiado desde los satélites, y se extendía sobre países enteros. Sus habitantes están dominados por el Islamismo, una religión hace caso omiso a la Naturaleza. Por su parte, Sri Lanka tiene un budismo degenerado, y si bien hay mucho más respeto por la Naturaleza que en los países islámicos, está muy lejos de ser un ejemplo.Y lo mismo Tailandia. En esos dos países, por ejemplo, se tortura a los elefantes jóvenes, so pretexto de "domarlos", y luego no los tratan mucho mejor cuando los utilizan para trasladar troncos de las selvas desmontadas.
¡¡¡Así agreden al Espíritu de los Elefantes y las Selvas, nada menos!!!
¿¿¿Y luego pretenden pasar por la vida sin catástrofes como ésta???

Y luego estuvo la Muerte abriéndose paso en Buenos Aires.
Conocí a Omar en 1978, en "La Probeta", mi pequeño instituto de Yoga. Llegó tardíamente a una reunión con Armando Clavier. Estábamos sentados en el suelo, en ronda; éramos unos 6 o 7.
Cuando se sentó entre nosotros, rodeado de su permanente energía densa, Armando dijo:
- Se ha hecho un agujero negro en medio de la constelación de estrellas.
Omar pareció no advertirlo, y no intervino en la discusión sobre Krishnamurti. Luego se anotó en mis cursos de Yoga, y nos amistamos.
Siempre recuerdo aquella única reunión en el verano de 1978 donde estuvieron sentados en "La Probeta" los que luego serían referentes máximos en Buenos Aires de ondas completamente diferentes: Armando, el traductor al español de Krishnamurti, y Omar, que sería llamado "El Rey del Underground" años más tarde.
Omar nunca dejó de tener esa "negatividad" pegada a su piel, a sus pensamientos, a sus emociones, a su rostro. Sin embargo, algo había dentro de él que me causaba mucha simpatía. Siempre tuve la sensación de que se trataba de alguien que vivía en un pozo tenebroso, de un pozo que era dueño de su persona, y que lo usaba para arrastrar a otros a su fondo.

Una noche ambos caminábamos por la avenida Córdoba con Helmutt y ambos me ofrecieron ser socio de un lugar que llamarían "Bar Einstein". Rechacé la oferta y nuestros caminos comenzaron a separarse. Ese bar sería el inicio de toda la historia "under" de Argentina.
Luego llegaría "Cemento", encuentros cada vez más espaciados y un último diálogo mantenido en las escaleras del Centro Cultural Recoleta, donde le dije chistosamente que yo andaba haciendo algo de lo que él se enteraría por los diarios.
Inútil es decirlo; unos 5 años más tarde fue exactamente al revés.
Así como dije esto de Omar, también digo que estoy seguro que él NO tiene la responsabilidad total de lo que pasó. Nada hubiera estado más lejos de su intención.
A pesar de su delirio constante, era incapaz de dañar directamente a nadie.
Seguir su delirio era nocivo, pero él no lo generaba; estaba inmerso en él, era mayor que él mismo.
Omar es tan sólo una víctima más.

Las muertes de la República de Cromañón fueron algo muy diferente a los del tsunami de Asia.
Uno fue la Muerte, la Gran Muerte, la que camina con la Madre Naturaleza, la Muerte junto al Gran Mar llevando en sus poderosos abrazos húmedos y salados a aquellos que tenían que llevar aquel día.
Las imágenes de la primera ola llegando a esas playas está llena de belleza, y así lo afirman aquellos que lo filmaron antes de darse cuenta de lo que estaba ocurriendo.
Fue belleza mortal, pero Belleza.
Pero las muertes de Buenos Aires no fueron bellas. No había nada bello ahí.
Fue el producto de una larga serie de equivocaciones, tanto de responsables y funcionarios como de las propias víctimas.

Hay una sola vida, pero dos maneras de vivir.
Y de morir.

Galaxio.com - Email