Galaxio Ezine

Número 7 - Agosto 24, 2002


Contenido

Novedades del sitio
  •   Nuevo I Ching de los Caminantes. No necesita de downloads, y es para todas las plataformas (Mac, Linux, etc.) Da una respuesta rápida desde la que puede consultarse la versión completa del hexagrama. Debe escribirse la pregunta previamente, como ejercicio de claridad. Pertenece a la serie marciana, por lo tanto, orientado a las consultas por el estado actual de las cosas y el rumbo o acción a tomar.
  • Galaxio.com de nuevo en Google. Algún problema de ellos nos sacó de su lista durante un mes, y las visitas bajaron... en un 60%!!!! Una pequeña prueba del poder de este superbuscador.
  • Renovamos por completo el diseño del sitio. Montones de páginas con el odioso "Estamos actualizando..."
  • El Portal ha comenzado a funcionar bajo la forma de un menú presente en todas las páginas y en una página ASP que concentrará los links más usados e interesantes para las personas de temperamento uraniano. Incluirá ciclos astrológicos personalizados para los subscriptores, contacto entre miembros, noticias y varios otros servicios online.

  • Páginas completándose: Krishnamurti, Buddha, investigaciones (Astrología y el cáncer, mente de las plantas, poderes Psi, Ovnis, medicina alternativa, tests online, cursos online)
  • Nuevas "Páginas Amigas", entre ellas, una osada teoría sobre la estructura del sistema solar, un trabajo de años de José Luis D'Amato y Eduardo Marcuzzi, en formato PDF.
  • Los escritos sobre temas de religión y política son los más leídos del sitio, y algunos, como el informe sobre el islamismo y la editorial sobre los modelos de corrupción latinoamericanos y la Argentina, incluso están circulando libremente vía email. Viendo este interés, seguimos el fluir con un artículo bastante duro para los católicos sobre el papel de lo religioso en la crisis argentina.
Contenido

Editorial

El factor espiritual en la crisis argentina

En estos días en que todo el mundo da su opinión sobre lo que pasa en Argentina, es notable observar que casi todos los puntos de vista han sido abordados en el afán de explicar lo inexplicable de un país que ha sabido ser el peor enemigo de sí mismo.
Argentina es analizada desde lo económico, social, político, histórico, cultural, geográfico, militar, moral, jurídico, etc. etc. etc...
Todos los puntos de vista han sido tomados, menos el espiritual.
¿Puede ser que nadie se dé cuenta de que la causa más profunda de la crisis de este país reside en su carencia de verdadera religiosidad? Obviamente, no es el único caso en el mundo, pero ahora que "Argentina" se pronuncia muy cerca de la palabra "corrupción" (como antes de "desaparecidos" y "Maradona") es bueno reparar un poco en lo que aquí está pasando. Después de todo, parece que otros países seguirán este camino.
Muchos, especialmente los católicos, dirán que la Argentina es sumamente religiosa; lamentamos afirmar lo contrario. En realidad, en la Argentina predominan la superstición y el egoísmo, y esas dos cosas tan tenebrosas están disfrazadas de religión y política.
Y esto es muy importante. No importa cuál sistema político o económico se implante en un país si su población es moralmente decadente; allí nada podrá funcionar jamás.
En otros números de Galaxio Ezine ya hemos mencionado al peronismo como una concentración del mal que ha hundido a este país, ahora veamos la situación religiosa de su población, que es predominantemente católica. Ambas cosas se relacionan entre sí.

El catolicismo y la corrupción
Hay dos curiosas estadísticas que no dejan muy bien parado al catolicismo en relación al protestantismo; una proviene del siglo pasado y demuestra que en aquel entonces los países católicos tenían un índice mucho mayor de analfabetismo, y el otro traza un paralelismo entre el porcentaje de población católica y el nivel de corrupción de un país: a mayor cantidad de católicos, mayor corrupción. Inversamente, a mayor porcentaje de protestantes, mayor honestidad. Este análisis se hizo en base a los informes de Transparency International del año 2002.

Ubicación de los países católicos en el ranking mundial de corrupción.

Este gráfico nos muestra cómo se ubican los países de gran población católica (violeta) y de absoluta mayoría católica (amarillo) en el ranking de Transparency.org. Una calificación de 10 significa "absolutamente honesto", mientras que un cero significa "absolutamente corrupto". Es fácil ver la tendencia que tienen los países católicos hacia un lado de la tabla, algo que se agudiza cuando son clara mayoría.

Los países católicos no son, sin embargo, los más corruptos, pues aunque también están por debajo de los budistas Mahayana (Japón, Corea, Taiwán) se ubican por arriba de los países de predominancia musulmana, cristiana ortodoxa, hinduísta (India y Nepal) y budistas theravada (sudeste asiático). El extremo de corrupción está ocupado por los países africanos de predominancia animista, mientras que en la punta honesta están los países de población europea de fuerte componente protestante (Europa del Norte, Oceanía, Canadá).
Los casos especiales: el judaísmo (sólo Israel) y los países de población religiosa pero gobierno oficialmente ateo (China, Corea del Norte, Cuba) son más controversiales. Considerando el tema argentino y de muchos otros países de la zona que están en la misma situación, nos concentraremos en el catolicismo.
Sabiendo que el nivel de corrupción de un país tiene que ver con varias causas, tales como el nivel cultural y económico, nos preguntamos si esta religión juega además un papel en lo que está pasando en este país y en otros.

El catolicismo se diferencia del protestantismo y de todas las demás religiones en que es la única en la que un hombre, el sacerdote, puede limpiar de toda culpa a otro en un santiamén. Esto origina la muy católica costumbre de pecar para luego confesarse; es decir, puedo hacer lo que yo quiera, total siempre tendré tiempo para arrepentirme y, por supuesto, el sacerdote me perdonará y así iré al Cielo. No es muy diferente del tiempo en que el Papa vendía las absoluciones e indulgencias a precio de remate. Bajo esta peligrosa ilusión se han cometido tantos crímenes que vale la pena recordar a Mark Twain, refiriéndose al cristianismo en general:
"La nuestra es una religión terrible; nuestras naves podrían navegar cómodamente en la sangre inocente que ha derramado".
Con el aumento del nivel cultural de las naciones y el consecuente conocimiento de lo que el catolicismo ha significado para la humanidad, la crisis de los creyentes se ha tornado inevitable. Aunque algunos calculan un mínimo de 800 millones de católicos en el mundo, las iglesias se están cerrando en todas partes; ésta es la mejor ilustración de lo que está pasando.
En el caso de Argentina, el vacío espiritual que sufre la masa católica es tal que, en su desesperación por lograr alguna clase de ayuda celestial, convierten en santos a cualquier miembro de la farándula que muera joven o accidentalmente - con preferencia ambas cosas a la vez. Esto pasa porque todos los otros santos (ya no digamos Dios) parecen ser sordos a las milenarias oraciones por trabajo, salud y amor. Otro síntoma es que muchos terminan volcándose al protestantismo barato, es decir, van de las llamas a las brasas de la mano de "pastores" improvisados y estafadores, pero la mayoría queda nominalmente católica y funcionalmente descreídos o ateos, aunque no se trata de un ateísmo derivado de un razonar lúcido, sino de un ateísmo emocional que surge de la desilusión y que conduce a la amoralidad más completa. Como diferencia, un razonar lúcido lleva primero al abandono de las religiones tradicionales, pero luego puede abrir las puertas a comprensiones verdaderamente religiosas. Pero esto parece vedado a las personas emocionalmente proclives a la devoción y de mentes supersticiosas, quienes se vuelven sumamente peligrosas al perder sus valores de contención moral. Esto puede verse en cualquier parte del mundo, y Argentina no es la excepción.
El desastre argentino no es sólo el fracaso de un plan económico, también es el fracaso de una religión en formar países y culturas morales. Lo mismo puede verse en el resto de los países católicos; el grueso está bastante mal ubicado en el ranking mundial de corrupción, y cuando un pais con gran población católica está arriba en esa tabla puede verse que también tiene un gran porcentaje de protestantes, quizás con la salvedad de Irlanda.
Pero, ¿por qué sucede esto?
Nosotros pensamos que ninguna de las grandes religiones actuales pueden llevar a un individuo a la iluminación espiritual, con la honrosa excepción del buen budismo, pero algunas de estas religiones parecen ser más perniciosas que otras al analizar su efecto en la historia y la sociedad actual. Y algo más: cuanto más fuertemente una religión depende de un líder, tanto más corrupta aparece su grey en el estudio de Transparency International. La ausencia de un clero dominante, sumado a una práctica más simple y personal es lo que quizás da a los protestantes estas ventajas. En cambio, los católicos cargan con un dogma muy contradictorio y una historia por demás pesada, pero ¿que pasa si además sus líderes se hallan en medio de una gran confusión?

La decadencia del catolicismo
En este momento, la Iglesia está cuestionada en sus niveles más altos por los casos generalizados de abuso sexual, aunque comparado con lo que sus miembros han hecho en el pasado (y sin ánimo de ser cínicos) estos pecados actuales son un verdadero juego de niños.
De manera que la falla en crear una cultura moral no es solo hacia afuera, sino también hacia dentro. La confusión intelectual y moral en la que se halla sumergida la jerarquía de la Iglesia Católica es de tal magnitud que incluso hasta ahora sigue defendiendo lo indefendible, como ser a las dictaduras fascistas de Europa y América Latina, discrimina a las mujeres y homosexuales, adopta posiciones trogloditas en el caso del control de la natalidad, el aborto y el Sida.
El hecho de que el Papa se haya disculpado de una larga lista de graves errores históricos no lo libera de su confusión presente, pero ahora los fieles pueden ver en directo estas cosas y el resultado es el abandono masivo de la fe que se observa, con la consecuente inconducta de los ex católicos, principalmente los que ocupan niveles dirigenciales.
Por supuesto, en Argentina también muchos agnósticos y miembros de las colectividades judía y musulmana han sido responsables de delitos mayores - sobre todo bajo la protección del menemismo - pero el grueso de la sociedad argentina está constituida por católicos nominales que de hecho han perdido su religión, y quienes se hallan en la etapa del desencanto y la indiferencia hacia todo lo que huela a espiritualidad - ésa es una de las etapas inevitables por las que pasa toda persona que se descondiciona de una creencia religiosa.
Claro que hay personas estupendas, honestas y dedicadas que hacen un intenso trabajo caritativo desde la estructura del catolicismo, pero ese espíritu NO es el que predomina en el mundo católico.
El católico argentino promedio - especialmente el que anda en política - no relaciona su conducta "terrenal" con su área "espiritual". Hace sólo unos días le preguntaron a un ex diputado de Formosa (por supuesto, justicialista y "muy católico") si no pensaba que era inmoral cobrar una enorme jubilación de privilegio por haber trabajado en la función pública unas pocas semanas, máxime teniendo en cuenta que la suya era la provincia más pobre del país pero la que tiene a los funcionarios mejor pagos. Respondió tranquilamente: "Dios no se mete con las cosas terrenales". Estos estúpidos funcionarios tienen la moral del "yo creo que estoy con Dios porque soy buenito" o porque "me confesé" o porque "Dios tiene misericordia infinita y me comprenderá", etc. En su nebulosa mental, incapaces totalmente de un razonamiento decente, estas personas se creen impunes y hasta protegidos por alguna clase de poder divino. Realmente, no tienen idea de lo que es correcto e incorrecto.
Y los pobres y la Naturaleza están en manos de gente como ésta!!!
Los vergonzantes políticos formoseños no son la excepción sino la regla, y hay muchos de éstos en la Argentina. Es más, este tipo es parte del pueblo argentino, no es diferente. No debemos ser hipócritas y pensar que el buen pueblo argentino está siendo estafado por un puñado de delincuentes. No.
Es el mismo pueblo, la propia mente grupal argentina la que, al carecer de la claridad de una verdadera espiritualidad ligada a la Naturaleza y al conocimiento de sí mismo, continuamente genera, adora y sostiene a los delincuentes que se han apoderado de este país.
¿Es ésta una situación única en el mundo? De ninguna manera; una vez más, es la regla.
Los líderes religiosos de oriente y occidente son una de las principales causas del caos espiritual en la que hoy está sumergida la humanidad. Los ideólogos de izquierdas y derechas que han confundido a tanta gente en los últimos tiempos, son igualmente responsables del actual estado de crisis.
El fenómeno argentino debe ser comprendido como un emergente algo espectacular de un fenómeno global. El mundo entero se está desquiciando moralmente.

CONCLUSION
Podemos afirmar que en el examen que se hace de los países en crisis como la Argentina el factor religioso debe ser incluído.
La corrupción es la resultante de muchísimos factores, pero lo inteligente es conocer a TODOS esos factores, no negarlos ni acentuar unos e ignorar otros. Sólo así podremos comenzar a desarmar las estructuras mafiosas que avanzan en todo el mundo.


La crisis: una oportunidad religiosa
Más allá del dolor de todo lo que estamos viviendo en la Argentina, este estado de crisis es algo de lo más deseable, ya que da una oportunidad única para despertar de una vez por todas a realidades como ésta.
De la mano de la nueva pobreza, del hambre y del desengaño, los habitantes de este país ¿abrirán los ojos a sus viejos errores y comprenderán el verdadero sentido de ser religiosos?
Según las leyes esotéricas, una conversión masiva y súbita a la verdadera religión es altamente improbable; en el pasado esto se dió siempre en forma gradual, comenzando por pequeños núcleos de personas de vida trascendente que influyeron a lo que en Teosofía se conoce como "mente grupal" de las naciones. Posteriormente la población va cambiando pacíficamente sus viejas creencias por formas lavadas, exotéricas de la filosofía verdadera, cuya profundidad siempre es para muy pocos.
Estas versiones vulgarizadas de las enseñanzas de los Iluminados, a pesar de no ser ni puras ni profundas, fueron mucho mejores que las falsas religiones. Así se vió en la India y la China budistas, que constituyeron dos de las edades de oro más brillantes de la historia. Antes de eso, India ya había tenido también su edad de oro hinduista y China su época dorada taoísta. En todos los casos, estos grandes florecimientos espirituales de la humanidad comenzaron con pequeños núcleos de personas iluminadas que transmitieron abundante energía espiritual al resto de la población, que en esos momentos se hallaban en profundos estados de confusión.
Ahora bien, ¿existe tal núcleo en este momento?
Pensamos que sí, si bien los efectos de su influencia son algo discutible.
La verdadera religiosidad es la asignatura pendiente tanto de países pobres como de los ricos que piensan que están y seguirán bien... están soñando!!!
Deberían saber que no hay solución permanente fuera de una cultura altamente religiosa y científica, con sentido de lo bello, con absoluta integración a la Naturaleza.

Sólo la inteligencia y la sensibilidad, y a través de eso, la intervención de las grandes energías cósmicas, pueden conducir a las naciones al florecimiento de nuevas edades doradas.

Marcial G. Camperi, Agosto 2002

Contenido


Lecturas

Del "Diario II" de Krishnamurti

Septiembre 27, 1973

Era un templo en ruinas, con sus largos corredores descubiertos, sus portones, las estatuas decapitadas y los atrios desiertos. Se había convertido en un santuario para pájaros, monos, loros y palomas. Algunas de aquellas estatuas eran todavía imponentes en su belleza; tenían serena dignidad. Todo el lugar se hallaba sorprendentemente limpio, y uno podía sentarse en el suelo para observar a los monos y a los pájaros parlanchines. Alguna vez, hace muchísimos años, el templo debió haber sido un lugar floreciente con miles de adoradores, con guirnaldas, incienso y plegarias. La atmósfera de aquello aún persistía - la esperanza de esas personas, sus temores y su reverencia. El santuario sagrado había muerto mucho tiempo atrás. En estos momentos los monos se estaban perdiendo de vista a medida que aumentaba el calor, pero los loros y las palomas tenían su nido en los agujeros y grietas de los altos muros. Este antiguo templo en ruinas se hallaba demasiado lejos de los pobladores de la aldea como para que ellos continuaran destruyéndolo. De llegar hasta él, hubieran profanado el vacío.
La religión se ha convertido en superstición y adoración de imágenes, en creencia y ritual. Ha perdido la belleza de la verdad. El incienso ocupaba el sitio de la realidad. En vez de la percepción directa, está en su lugar la imagen tallada por la mano o la mente. El único y verdadero interés de la religión es la transformación del hombre. Y todo el circo que se desarrolla en torno a la religión es un desatino. Por eso es que la verdad no puede encontrarse en ningún templo, iglesia ni mezquita, por hermosos que sean. La belleza de la verdad y la belleza del mármol son dos cosas diferentes. Una abre la puerta de lo inconmensurable y la otra aprisiona al hombre. Una conduce a la libertad y la otra es la esclavitud del pensamiento. El romanticismo y el sentimentalismo niegan la verdadera naturaleza de la religión, que tampoco es un juguete del intelecto. El conocimiento en el área de la acción es necesario para que uno funcione con eficiencia y objetividad, pero el conocimiento no es el medio para la transformación del hombre; el conocimiento es la estructura del pensamiento, y éste es la monótona repetición de lo conocido, por modificado y ampliado que esté. No hay libertad por los caminos del pensamiento, de lo conocido.
La larga serpiente yacía muy quieta, paralela al reborde seco de los arrozales, voluptuosamente verde y brillante bajo el sol matinal. Tal vez se hallaba descansando o acechaba alguna rana descuidada. Las ranas se enviaban por entonces a Europa para ser comidas como un exquisitez. La serpiente era larga, amarillenta y se mantenía inmóvil; tenía casi el color de la tierra reseca y resultaba difícil distinguirla, pero la luz del día se reflejaba en sus oscuros ojos. La única cosa que se movía hacia adentro y hacia afuera, era su negra lengua. La serpiente no podía advertir la presencia del observador que se hallaba un poco atrás de su cabeza.
La muerte estaba por todas partes esa mañana. Uno podía escucharla en la aldea - los grandes llantos mientras el cuerpo era transportado envuelto en un lienzo; un milano se abatía velozmente sobre un pájaro; algún animal estaba siendo muerto y se oían sus lamentos agónicos. Ello era así día tras día; la muerte siempre está en todas partes, como el dolor.
La belleza de la verdad y sus sutilezas no se encuentran en la creencia ni en el dogma; nunca están donde el hombre pueda encontrarlas, porque no existe un sendero que conduzca a esa belleza, que no es un punto fijo, un refugio protector. Ella tiene su propia delicadeza, y su amor no puede ser medido ni puede uno retenerlo, experimentarlo. No tiene un valor comercial que pueda usarse y descartarse. Está ahí cuando la mente y el corazón se encuentran vacíos de las cosas del pensamiento. El monje o el pobre no están cerca de la verdad, y tampoco lo está el rico; ni el intelectual ni el hombre talentoso pueden tocarla. Quien dice que conoce la verdad, jamás se ha acercado a ella. Estar muy lejos del mundo implica, tarde o temprano, vivirla.
Esa mañana los papagayos chillaban revoloteando en torno al tamarindo; su inquieta actividad, el ir y venir, empieza muy temprano. Se veían como rayas brillantes de color verde con fuertes picos rojos. Nunca parecían volar en línea recta, siempre lo hacían zigzagueando y chillando mientras volaban. Ocasionalmente, venían a detenerse en el parapeto del balcón; entonces uno podía observarlos, pero no por mucho tiempo porque volvían a irse con su extravagante y ruidoso vuelo. El único enemigo que tienen parece ser el hombre, que los encierra en jaulas.


"Diario II" - Editorial Sudamericana - Trad. de Armando Clavier


Contenido



Meditación Global

El sábado 21 de Septiembre realizaremos una meditación global de bienvenida a la primavera austral - otoño boreal.
Hace casi un año, el 16 de septiembre de 2001, realizamos la primera meditación especial debido a los sucesos del día 11 en los Estados Unidos, durante la cual algunos meditantes tuvimos una intensa vivencia energética.
La próxima meditación no es un recordatorio de nada, es simplemente sumarnos al festejo de toda la Naturaleza por un nuevo cambio de estación.
Anunciaremos con tiempo los horarios para los países de los subscriptores de Galaxio Ezine.

Contenido

Ciclos Cósmicos
Calculados con el programa Galaxio Cosmic Cycles
Septiembre 2002

Ciclos de Energía Vital
El mes que viene tiene la característica de poseer muchos días de alta energía física, emocional y mental, ya que la primer quincena estará bajo la influencia de una fuerte configuración de los 3 planetas intensos (Sol, Marte, Urano) en combinación con Venus. En la segunda parte del mes la configuración se debilita un poco, pero de todas maneras todo Septiembre será un mes de grandes altibajos energéticos. Las personas de temperamento inestable notarán con claridad cómo su energía toca picos de intensidad para luego derrumbarse en cuestión de horas. Las personas estables sólo notarán un incremento de su energía física y mayor impulsividad emocional.
Del 1 al 17 de Septiembre es excelente para concretar, estudiar cosas nuevas, innovar, cambiar. Las personas inestables de tendencia eufórica deberán tener cuidado con los excesos durante los picos máximos, mientras que los inestables depresivos deberán cuidarse de los pozos que también abundarán durante este mes. Los horarios exactos de estos mínimos y máximos dependen de cada país.

Ciclos cósmicos de energía vital - Principios de Septiembre 2002


Ciclos para dieta
Días en los que hay que cuidarse especialmente (configuraciónes astrológicas de hambre y poco autocontrol)
4, 10, 17 y 25 de Septiembre
Dependiendo de la zona en que se vive, los días pueden correrse, por eso deben de considerarse también un día antes y después de estas fechas.
Ciclos basados en estudios y experimentaciones propias que indican que los episodios de atracón y sensación de hambre permanente sigue ciertos patrones astrológicos, particularmente en las personas de temperamento lunar, galáctico y jupiteriano. Esta investigación continúa y tendrá su página en Galaxio.com.


Contenido

Galaxio Ezine no se envía sin subscripción previa.
Si deseas cambiar los datos de tu suscripción, suspenderla o subscribir a otra persona,
escríbenos.



Este número puede leerse online en:
http://www.galaxio.com/spanish/ezine/ezine_020824/galaxio_ezine_2002-08-24.htm

Galaxio.com - Números anteriores