LAS AGUAS

Camino de la Mujer por las Aguas

     
 
     
     
     
 

La Mujer en las Aguas de las Penumbras

 

Rodeada por la inestabilidad total del Cielo y la Tierra, la pasividad del Caminante, retratado aquí como la Mujer, puede llevarlo a ser arrastrado por las circunstancias, pero también puede salvarlo.

En este hexagrama vemos a la Mujer rodeada por una poderosa confusión, en estas condiciones, nada puede ser afirmado con total seguridad.

Lo bueno de esto es que una actitud receptiva pero distante mantiene la integridad interior y no desgasta las propias energías; lo malo es que la fuerza del caos puede determinar las cosas exteriormente, de tal manera que terminen afectando el curso del Caminante. Si éste es el caso, se parecerá a la hoja seca arrastrada por el viento.

Tanto las Aguas como las Penumbras son la expresión de la misma fuerza cósmica: el Caos, manifestándose en la Tierra y el Cielo. Es también el elemento Agua: una sucesión confusa de claridad y oscuridad, de fluir e inestabilidad.

Ante la Penumbra-Agua no puede haber conducta segura, por lo que guardar la propia integridad mientras dura este estado de cosas ya es bastante. La Mujer, de naturaleza pasiva y receptiva, hará bien mientras se mantenga internamente impermeable.
El Caos del Cielo y la Tierra deben ser mantenidos afuera de uno mismo.

Claves: apartamiento interior, alerta, cuidarse de lo agitado.

Galaxio.com

Glosario del I Ching

Hexagramas

Recomendar este I Ching a un amigo