LOS VIENTOS

Camino del Hombre por los Vientos

 
     
 
     
 
     

El Hombre en los Vientos del Destello

Este es uno de los 4 hexagramas "puros" del I Ching de los Caminantes: vemos aquí al elemento masculino preponderar en la Tierra, el Caminante y el Cielo.
Es una configuración de extremo poder desatado, y nos habla de la naturaleza de lo explosivo.
El Caminante Hombre, cruzando los lugares del Viento, ve al Destello que le revela su destino. ¿Qué podrá impedir que ahora alcance su objetivo?
Conociendo su rumbo, en la plenitud de sus energías, podrá incluso usar el poder de la Tierra del Viento (las circunstancias extremas) para sus propios fines.
Pero haría bien en saber que, si bien la energía bajo su forma explosiva parece omnipotente, no es permanente.
Inevitablemente, a todo gran despliegue de energía sigue un período de agotamiento, recogimiento y recomposición. Esta es la diferencia entre la energía de los Guerreros y la de los Sabios, que es estable e intensa como la luz del Sol.
El Caminante Hombre debe ser consciente de que su explosión es efímera en relación a los tiempos cósmicos, debe aprovechar al máximo esta configuración de máxima energía para adelantar en su camino y luego estar preparado para la fase siguiente.

Claves: Tiempos de máxima intensidad; uno debe estar a la altura de las circunstancias. Una explosión no es para siempre, pero durante la plenitud de las energías es cuando uno debe apuntar a lo imposible. Es el momento de jugar el todo por el todo.

Galaxio.com

Glosario del I Ching

Hexagramas

Recomendar este I Ching a un amigo