LOS VIENTOS

Camino de la Mujer por los Vientos

     
     
     
     
 
     

La Mujer en los Vientos de la Oscuridad

Inmóvil en medio de la oscuridad, la Mujer Caminante es azotada por intensos vientos: a veces las circunstancias nos empuja hacia lo desconocido.

Cuando esto pasa uno debe estar muy alerta, mas despierto que nunca; la inercia sólo nos esclavizará más a lo externo. Mantener una floja inmovilidad es convertirse en una hoja seca en la tormenta.

Sin embargo, una quietud meditativa, despierta, es muy, muy diferente. Si esta es la actitud del Caminante, trasladará a los sucesos que le rodean la calma y la profundidad de la Noche.

Esta es una diferencia muy sutil, que tiene que ver con dos clases de quietud: la inerme y la despierta. La quietud despierta, receptiva y profunda es el verdadero espíritu de lo femenino, porque tal estado es el marco de lo creativo. Cuando el Cielo se halla impregnado de esta energía y la Mujer Caminante deja pasar a través de sí este espíritu, afectará todo lo que le rodea, calmando incluso las tempestades o, lo que es lo mismo para ella, las cruzará indemne.

Claves: mantenerse pasivamente alerta, no dejarse arrastrar, transmitir calma.

Galaxio.com

Glosario del I Ching

Hexagramas

Recomendar este I Ching a un amigo