LOS ABISMOS

Camino del Hombre por los Abismos

     
 
 
     
     
     

El Hombre en los Abismos de las Penumbras

Trata de perseguir un espejismo en medio de los más grandes abismos. Cuando la mente está confusa, la propia energía desatada hace la situación mucho más peligrosa, y en este caso, su protección son las paredes de su propia prisión.
A veces, aquello que nos saca la libertad de actuar también nos protege de las consecuencias de nuestros actos impremeditados. Esto es tanto más cierto cuando no estamos en contacto con la realidad, pero entonces no valoramos esto y podemos rebelarnos contra nuestra situación.
El Caminante cree que ve el camino, y sus ansias hacen que se estrelle contra las paredes de los Abismos una y otra vez. Si la cualidad de la Tierra no invade su corazón, pronto se agotará contra un enemigo invencible en estas circunstancias.

Claves: El entusiasmo sin claridad es un peligroso enemigo porque no lo parece. En estos casos, aquello que imposibilita la propia acción es un amigo, aunque tampoco lo parece.

Versión Lunar de este hexagrama (sobre el Amor)

Galaxio.com Glosario del I Ching Hexagramas
Recomendar este I Ching a un amigo