LOS ABISMOS

Camino del Hombre por los Abismos

 
     
 
     
     
     

El Hombre en los Abismos del Destello

La explosión interior ocurre en sintonía con una explosión exterior en medio de los Abismos. Cuando un individuo refleja la fuerza del Cielo puede producir transformaciones sobre la Tierra, pero estos cambios serán superficiales si no se profundizan o se recrean. Aquí tenemos al Caminante armónico con los tiempos del Cielo, pero en las difíciles circunstancias que se relacionan con los Abismos, cuya característica principal es la imposibilidad de actuar.

Es como si un huracán se desatara dentro de una caja cerrada. Si dura poco, los obstáculos (las paredes del abismo) persistirán. Pero una sucesión de destellos hace la luz, y hallar el camino sí es el fin de los Abismos.
Si bien el curso de acción y la intensidad son correctos, lo que aquí se aconseja es la persistencia, el control del gasto de energías y la profundización de los cambios.

Claves: Ganar una batalla no es ganar la guerra. Uno debe recrear las victorias hasta asentar su situación. Todos los logros son, en último análisis, efímeros.

Versión Lunar de este hexagrama (sobre el Amor)

Galaxio.com Glosario del I Ching Hexagramas
Recomendar este I Ching a un amigo